SOMOS DE AYER Y LO LLENAMOS TODO

Quinto Septimio Florente Tertuliano​, padre de la Iglesia y prolífico escritor, acuñó, allá por los siglos II y III, dos expresiones de marca registrada que me gustaría sembrar en la mente y el corazón .de los ex alumnos de la promoción de 1969, con motivo de  sus Bodas de Oro. Y, como estas expresiones tienen valor multisecular, me gustaría que alcanzaran, también, a todos los que conforman Orbita Manuel Pardina de todos los tiempos, padres de familia, hijos, nietos, biznietos, tataranietos y otros…

 Las famosas expresiones de Tertuliano son estas: “Somos de ayer y lo llenamos todo” la primera; y la segunda “ la sangre de los mártires es semilla de cristianos”. Por ahora nos entretenemos con la primera, que es alegre y juguetona  y dejamos la segunda, un poco mas comprometedora, para una fecha sin confirmar…

Mi saludo está calcado, lógicamente, sobre los himnos del colegio. En el primero, como ley

.”Alumno Manuelpardino,
honra tu nombre inmortal,
adelante, adelante,
hasta el más alto ideal”

El mas alto ideal era y es, como aclaró el autor, P. Antonio Elduayen, formar buenos ciudadanos y buenos cristianos. Esa ha sido y es nuestra ley: formar buenos ciudadanos y buenos cristianos. Como toda ley, es susceptible de excepciones, pero su presencia, aquí y ahora, nos habla de un saldo positivo. Felicitaciones.

 Y, en el segundo, en el segundo himno, el oficial hasta la fecha, estrenado en 1965, en el Cine-Teatro Tropical en presencia de sus autores Maestro Rafael Carretero (música) y Enrique Mangana López (letra) como reglamento.

”Gloria al colegio que siempre sabrá

de juventud, esfuerzo, patria y lealtad!”

y también,

“Gloria al colegio que sabe vivir

con la heredada norma del mejor sentir”.

La institución debe felicitar a quienes han cumplido dicho reglamento y yo felicito a quienes han logrado que se mantenga vigente.

He creído necesario, justo y tal vez acertado, utilizar estas palabras de Tertuliano para enmarcar mi saludo, nuestro saludo “Somos de ayer y lo llenamos todo”  Un saludo que hacemos, gustosamente extensivo, a todos aquellas personas que de una u otra manera, están inscritas y se mueven en la Órbita Manuelpardina. Y esto lo consigno, no solo porque el dicho “somos de ayer y lo llenamos todo” tiene una cierta verosimilitud estadística, sino también porque, en Tertuliano, después de actualizarlo y acomodarlo un poco, encontramos también aquello de “buenos ciudadanos y buenos cristianos”.

La formación de “buenos ciudadanos y de buenos cristianos” ha sido en todo momento,  el mas alto ideal, nuestro mas alto ideal. El ideal que sugería y establecía el P. Antonio Elduayen, cuando compuso el himno. El ideal que hizo suyo la comunidad vicentina, como constitutivo de la identidad de nuestra obra señera, el Colegio Manuel Pardo. Y, finalmente, el ideal que me inspiró el himno oficial del Colegio y que ahora, les invito a cantar y llevar o seguir llevando, “con orgullo y fe, por toda la nación”.

Que “somos de ayer” es fácil de explicar. Basta echarle una mirada a nuestra carta de viaje “Biografía del Colegio Manuel Pardo” que todos ustedes conocen. Podemos hacer Un close up a 1969

Director: P. Antonio Elduayen Jiménez.

Profesores: 46

Alumnos:   1,247 en 27 secciones

El Club de Radio y Periodismo publica 4 ediciones del Suplemento de Proa y una edición  general  (la última hasta 1973).

Se crea “Órbita Manuelpardina”. Un programa radial que ofrece a nuestro medio el reflejo de las inquietudes, vivencias y, actividades de toda la familia manuelpardina. El programa se transmite por Radio Star y es asesorado por el P. Enrique Mangana.

Las 10 emisiones del 69 son realizadas por Policarpo Collantes y Carlos Romero.

En arte: Las intervenciones del Coro, la Coral, la Banda, la Orquesta, los conjuntos the Birds, etc. ascienden a 30 en actuaciones externas del Colegio.

En el aspecto educativo: Se implanta el Nuevo Sis­tema de Evaluación Integral y Permanente. Viaja a Roma el P. Antonio y es  sustituido  temporalmente en su cargo por el P. José María Jubera.

En el campo deportivo se obtiene el tercer puesto en las Olimpiadas Provinciales y Departamentales. Se aporta grandes valores a las Olimpiadas Regionales y a los 1ros. Juegos de Verano  (Víctor Ruiz P., Héctor Arrasco Dávila, etc.).

El mayor acontecimiento en el aspecto religioso es la ORDENACIÓN SACERDOTAL DEL P. ANTONIO UBILLÜS, exalumno del Colegio (8va. Promoción).La parte musical de la ceremonia religiosa es ejecutada brillantemente por el Coro Polifónico. En la Iglesia Catedral de Chiclayo. El día 27 Diciembre.

Décimo Octava Promoción: 59 Alumnos.

Que lo llenamos todo…

Esto de que “lo llenamos todo”, lo consignamos no como una realidad -que entendemos sería imposible-, al menos como lo entiende Tertuliano,  lo consignamos, mas bien, como un anhelo o tendencia para alimentar y realizar nuestros sueños y poder cumplir la urgente tarea de ser sal y luz, tarea humana y cristiana que a todos se nos recomienda. Sal y luz puede serlo -y en principio lo es- todo buen manuelpardino.

 A título personal, y a lo mejor estoy metiéndome donde no me llaman, tengo que añadir al saludo, mi felicitación. Mi felicitación por sus trabajos profesionales en todo, pero sobre todo  en el campo de la medicina, de la abogacía, de los estudios científicos, de la literatura y hasta del periodismo y la política, claro que en estas últimas tareas… con menos acierto y con ciertas limitaciones.

Miren y comparen, “mutatis mutandi

, por donde iba Tertuliano: “Y nosotros somos los únicos a quienes no es concedido tener religión propia” Es más somos acusados de delito de lesa majestad por no querer adorar al emperador, cuando somos los que más rezamos por él” “Somos de ayer y lo llenamos todo: ciudades, islas, fortalezas, municipios, aldeas, los mismos campos, tribus, decurias, palacio, Senado, Foro: sólo os hemos dejado los templos”

. Se me ha ocurrido hacer referencia a estos dos factores al iniciar y motivar el saludo y también ahora al concluirlo,  porque son estos los factores que les definen a ustedes en cuerpo y alma y porque es su perseverancia en el buen sentir y en el bien obrar la que  nos permite y obliga a decirlo: Alumno manuelpardino, honra tu nombre inmortal, adelante, adelante, hasta el mas alto ideal. La perseverancia en ese mas alto ideal, es el cordón umbilical que les une a la institución Manuel Pardo y, es, por último, la que justifica el que estemos aquí y ahora. Un abrazo.

Qué lástima que no contemos aun con aquel proyecto de “Editorial Manuel Pardo”  Hubiera sido un instrumento de animación, de unión, de cohesión y hasta de formación humana y cristiana y de la publicación de este saludo. Hasta siempre

.

Chiclayo, Noviembre, 2019

P. Enrique Mangana López, C.M.